9 oct. 2010

El tránsito y los zapatos

Si Pablo Neruda se atrevía allá por 1930 a utilizar la palabra "ortopedia" en un poema, Otoñeces también, bueno, más en concreto: apostaba por hacer un "recital" en una zapatería desafiando la ley de la calle (el tráfico...) y del sonido (problemas técnicos de cables e interferencias).

Desplegamos todos nuestros elementos otoñales por el lugar y asaltamos el escaparate. Allí estaban nuestras hojas secas, la percha, la maleta... Y nuestro recién llegado ploter (diseño de Carlos Pulido). Es de subrayar y agradecer la colaboración de todo el personal de Calzados 'Pedro Romero' que nos abrieron todas las puertas (incluidas las del almacén) y nos dieron todas las facilidades del mundo entero. Hicieron del número 4 de la calle Ángel de Saavedra la segunda casa de Otoñeces. Y nosotros más contentos que unas pascuas.

Jesús Fernández y Fran Montoro dieron la talla y sorprendieron/entusiasmaron a un público que tuvo que hacerse paso entre transeúntes, turistas extrañados y coches que reclamaban su derecho a circular por el lugar. Las voces poetiles se hicieron hueco entre las interferencias del equipo de sonido. Las fotografías del Colectivo ISO 23, Rafael de Torres y Francisco Cobo pusieron los ojos para terminar de erizar sensibilidades. Y se abrió un paraguas, y retamos a la mala suerte. Y otoñecimos por segunda vez.

Gracias a todos. Nos vemos en la próxima.

Para los que no estuvieron, pero que nos sintieron cerca, algunas fotos por cuenta de José G. Obrero:
Preparativos previos. Colocación de nuestro recién estrenado ploter otoñalrecién llegado del polígono.

Más preparativos.


Charlas previas entre los poetas.


Un dúo de lujo: Jesús Fernández y Fran Montoro.


El tránsito. Coches entre el público.


Jesús, la maleta, nuestro cartel.

Jesús durante su lectura.

Turismo oriental también para Otoñeces.



Fran Montoro durante su actuación. María Sánchez y el paraguas. Fotografía de Francisco Cobo al fondo.



Fran, para concluir. Las botas y el agua. Todos temimos por el equipo.